lunes, enero 08, 2018

Pues después de tanto beber cerveza en estas fechas, hoy me dio por conectarme con mi lado femenino y decidí comprar cuatro botellas de estas: 




La verdad saben muy ricas , obviamente traen alcohol(si no no las hubiera comprado), pero me estoy pasando una velada deliciosa a pesar de que es lunes, pero yo no tengo problema alguno con eso.

Al rato voy a poner música  A doc y voy a interpretar la escena del silencio de los inocentes, cuando el guey malvado se esconde la pipí entre las nalgas, sera glorioso!!!...



miércoles, diciembre 27, 2017

Y de pronto me despierto con la noticia que tengo 46 años orbitando al sol. Y me acabo de enamorar de una linda mujer que es  13 años menos que yo…

domingo, diciembre 24, 2017

Hay guey, me cayó la "nevada", y no porque este haciendo frió aca en Monterrey, así se llama esta perrita de la calle que se vino a refugiar a bajo de mi escritorio, no tuve corazón para sacarla... 



sábado, diciembre 23, 2017


martes, diciembre 05, 2017

Luna sonambula...

Luna sonámbula que ruedas sobre el tapete de oscuro de abril o mayo, que no cortas margaritas en verano para no deshojarte en un otoño, ¿no sabes que es malo repetir tu brillo siempre?, ¿no sabes que es malo enamorarse de todos?.

Luna sonámbula de todas mis noches, ¿hasta cuando dejaras de lastimarme?.

Por si acaso olvidas tu rumbo, no llores, solo sigue mis ojos en el cielo, no dejes pauta alguna en tu movimiento, que no sepa yo que te avergüenza ser mas mística que el sol.

Y si el nombre de tu amado se te olvida luna sonámbula, no importa pues siempre habrá algo que te lo recordara, tal vez un lirio opaco, una rosa marchita, una noche en llanto o una débil margarita.

Me asemejas, luna, en tus fases pedazos de mi vida, del cuarto creciente al cuarto menguante, te asusta y me asustas al pensar que podrías morir sin brillar de nuevo en luna llena.

Luna sonámbula de todas mis noches ¿hasta cuando dejaras de preocuparme?

martes, noviembre 21, 2017



Hoy me desperté con el  recuerdo más frágil y preciado de la infancia: una tarde nublada del mes de abril, cuando mi madre me dijo  que nos íbamos a vivir a Monterrey  hace 36 años, no le pregunte porque, en el fondo, tristemente,  sabía la razón.

Es cierto  que los recuerdos felices, si acaso los recuerdas vagamente, o tal vez  los tergiversas,  se olvidan fácilmente, pero los tristes nunca. Fue una tarde de abril,  recuerdo perfectamente  el mes porque en las ramas del almendro --que tantas tardes me cobijaban con su fronda y otras más trepe--, las hojas ya se estaban pintando de color rosado y sus frutos ya empezaban a madurar. Bajo su rama más gruesa, mi padre había colgado un columpio para nosotros, sus hijos, pero para esa etapa de la vida, yo era el único que lo utilizaba.

Supongo también que debería de haber sido lunes o martes, porque estaba leyendo un comic que no acabe de leer el domingo cuando era mi día de comprarlos en el puesto de la entrada de la colonia.

Cuando se fue mi madre, después de darme la noticia, deje el comic en la caja donde guardaba los otros y me empecé a mecer en el columpio (cosa que raramente  hacía), en esa tarde nublada del mes de abril, pensé que mi vida iba  a dar un cambio muy radical (tal vez ese fue el  primer pensamiento maduro que tuve) y me dio mucho miedo.

Ya no seguí leyendo mis comic, solo me quede columpiando, cuando mi mamá me hablo para cenar, trepe al árbol y lo abrace muy fuerte y llore mucho.


 Esa noche no cene, fui a mi cuarto, busque una almohada y una cobija, baje y le dije a mi mamá que me iba a dormir en el árbol de almendras, ella no me lo prohibió, ambos teníamos nuestras razones…

martes, noviembre 07, 2017



Hoy tuve que sacar a pasear a mi hielera porque ya le andaba....