viernes, noviembre 12, 2010

CUANDO LOS PLANETAS NO SE ALINEAN......... NOMAS NO SE ALINEAN.

En la mañana, muy temprano, me di a la tarea (obligado sentimentalmente, mas bien diría que chantajeado por mi Tía la bruja, tengo una Tía que dice que es bruja de Catemaco y que hace buenos jales) de ir al aeropuerto a recoger a un familiar que venia de Veracruz. Me levante a las 5:30 de la mañana, porque mi prima llegaba en el vuelo de las 8 A.M., procedente de Minatitlan, Ver. Y por ende, con un margen de error de 20 minutos más, ó 20 minutos menos, el caso es que tenía que estar ahí a las 7:30.

Desmañanado, descobijado, y sin haber bebido ni un mililitro de café,  con todo y  sueño, me largue de mi casa como a las 6:45 A.M.; ya faltando como 500 metros para llagar al entronque del Aeropuerto Internacional Gral. Mariano Escobedo(en realidad su nombre completo es Mariano Antonio Guadalupe Escobedo de la Peña), unas coloridas luces azules y rojas montadas en el techo de un bonito Chrysler Avenger modelo 2010, pintado de blanco y negro, me indico por el altoparlante que me detuviera, era un federal de caminos, y mientras lo veía por el espejo retrovisor, mi hemisferio cerebral izquierdo(que es el del humor, las ocurrencias y los chispazos de genialidad) le mandaba indicaciones a mi pie derecho para que le pisara al acelerador, el hemisferio derecho(que es el del razonamiento lógico), le manda las mismas indicaciones al mismo pie para que me detuviera( por escasos cinco segundos mi pie derecho bailoteo entre en acelerador y el freno), total que el triunfador fue mi lado lógico y me detuve.

Después de unos 10 segundos decido bajarme del carro, lo hago y me topo con el negro y frió agujero de un cañón de una nueve milímetros apuntándome a escasos 12 centímetros de la cara, no me asuste del todo (ya antes me han apuntado en la cara con armas mas grandes, así que fue como un deya bu), pero si apreté por inercia “el chimuelo”, le pregunto al oficial cual era el problema, me dice que el venia tras de mi automóvil desde hace siete kilómetros y que venia yo despacio, pero de imprevisto acelere, el vio que le acelere bien cabron, y que tan fue así, que lo había dejado atrás por 500 metros, por eso pensó que yo “traía algo”, le dije que si traía algo(la neta que lo mamon no se me quita aunque me estén apuntando), y me pregunta que, y le contesto que sueño, jajajaja.

El C. Don Federal de caminos, me pregunta si puede revisar mi carro --mientras enfundaba su 9 milímetros—(supongo que no le parecí una amenaza), yo le contesto que si, pero que si llegase a encontrar una cartera negra de piel era de mi papá, y que no me hacia responsable por su contenido, jajajaja, (es que a mi señor padre se le perdió su cartera hace 15 días y la encontró, el pedo fue que yo le cancele sus tarjetas y como después la encontró me tiro chingos de pedos, y se le volvió a perder de nuevo anteayer), total que el Federal revisa el carro y obviamente no encontró nada (el clavo lo traía bien escondido en el diferencial de la trasmisión , jajajajaja), entonces me pregunta que porque le acelere, y le contesto que a lo mejor fue porque me quede dormido, por que la verdad ni me acuerdo haberlo visto antes, y tampoco me acordaba haber pasado la avenida Ruiz Cortinez.

Ya después de revisar la tarjeta de circulación y mi vencida licencia, se da cuenta de que estaba tratando con alguien más peligroso que un narcotraficante: estaba tratando con un mamon de primera, así que me dejo ir, no sin antes aconsejarme que me comprara un café (de eso yo pedía mi limosna, y que ya no volviera a “mamar” si me detenían otro federal).

Ya para cuando llegue al aeropuerto, eran las 8:30 de la mañana, con prisa estacione el carro , y me baje corriendo, me pare en la puerta de las llegadas nacionales, espere ahí como 50 minutos, y nada, no llegaba mi prima, le marco a mi tía, y casualmente me contesta mi prima “ la chivis”(la que se supone que estaba esperando), y pues no me quedo mas que decir un ¡¡¡ A CHINGA!!, y me dice la cabrona: -- si tío, el avión llego a las 7:35 A.M. , pero como no llegabas tome un taxi, por cierto que te ves bien guapo con esa camisa fiusha--, y yo: --¿a chinga cual camisa?, pos esa que traes puesta tío, y yo le pregunto-- ¿pos cuando me viste?--, obviamente me imagine la respuesta, pero nada mas quería saber, y me dice: -- jaja, tío, te vi cuando estabas discutiendo con el federal, jajajajaja—



Ahhhh, razaaaaaaa.



Esto me sucedió el día de ayer jueves.

6 comentarios:

Francisco dijo...

ja ja ja que onda con su primilla? por ke no se detuvo a hacerle esquina?,,, y pos le hubiera recetado una buena rafaga de esdrujulas, graves y dos tres diptongos a ese federal y vera que hasta le da una embolia al patrullero ese... saludos carnalito

Paztor dijo...

Si has de menejar echo madre wey y de seguro eres de los que dicen venia bien despacio oficial jajaja, chido, buena anecdota.

la MaLquEridA dijo...

Jeje buena chocoaventura.

Cuídate.

Malhechecito dijo...

Compadre y usted me critica mi camisa rosita ja ja ja, lo bueno es que traiba el cargamento bien escondido compa.
Saludos

misojoslloraronhastadoler dijo...

Ufff!de la que te salvaste,lo bueno que el clavo estaba bien escondido,jajajaja.muy divertida tu anecdota pero que mala leche de la prima,jeje,se hubiera detenido para ver si no necesitaba algo....jajajaja.SALUDOS Y CUIDESE.

Cristy F dijo...

jajaajajaajajja y ´porque no se bajo del taxi!