lunes, enero 03, 2011

Me acabo de acordar de cuando teníamos la imprenta en el centro de Monterrey, había una tienda-deposito, que era atendida por una afable señora, digamos de unos 50 a 55 años, estaba en la calle Villagomez y Treviño.


Me acuerdo mucho porque a veces que andaba bajo de moral, iba a esta tienda (la señora a todos nos atendía muy bien) y siempre que nos hablaba, metía en cada frase estas palabras: mi chulo, mi amor, mi corazón, mi papacito ( yo a veces iba hasta cinco veces al día); y no era que yo fuera para ver si conseguía los favores de tan amigable señora; no, la verdad es que nunca me falto al respeto (ni abuso de mi llevándome a las trastienda y nunca tampoco me amarro con una mascada de seda color fiusha, y juro que jamás me puso un antifaz color negro, mientras ponía música de “the beach boys”, y untaba mi cuerpo con un lubricante color verde con olor a vainilla). Jajajajaja, nunca paso eso, de verdad.

Yo simplemente iba para escuchar esas bellas palabras sin tenerle que pagar a una Puta para que me las dijera, jajajajajajajaja.

Ya cuando tuve que cambiarme de dirección, e iba a veces con mi compa el Júpiter a agarrar el pedo a su taller, y teníamos que ir a comprar mas chevez, yo le decía que fuéramos con “mi amor”, así le decíamos, jajajajaja. Nos daba la cheve un poco más cara que en el  súper siete, pero las pinchis viejas del súper siete jamás nos iban a tratar como nos trataba esta fina dama.



El mismísimo Ángello.

8 comentarios:

La flaca dijo...

donde dijo que estaba compa? uno nunca sabe cuando se le puede ofrecer, jajajaja... saludos compa!

Paztor dijo...

Esas tienditas estan conmadre, acá por la oficina hay una de esas tiendas-depósito, otro pedo.

casacelis dijo...

Sabes, conozco personas que han hecho esto, el decir palabras bonitas que te nutren al alma y hasta, porque no?, el ego. ¿Porque cuesta tanto que las digamos y/o nos cobran un extra cuando nos las dicen? Porque ya nadie lo hace.

Tambien podría ser mercadotecnia.

Un fuerte abrazo y feliz año amigo.

Micky dijo...

Aaaaah, pillin, pillin.

Como dice Angel, el poder de las palabras tiene otro efecto en la gente. Compre un cd en Amazon a traves de uno de sus vendedores porque daba mas barato, cuando llego mi cd, traia una notita escrita a mano dandome las gracias por la compra y deseando un feliz año nuevo, la he guardado en mi cajita de los tesoros.

la MaLquEridA dijo...

Las palabras amansan hasta el corazón más duro.



Un abrazo.

P´PITO dijo...

PUES pues yo tenia una vecina mas o menos de la misma edad, pero era bien corajuda...una vez le dije
"buenos dias señora"
y que me grita..."señorita si me hace usted el favor!!!!"
y le conteste-"si le hago el favor ya no va a ser señorita"

y callate la boca ya no me la quitaba de encima....me veia asi como diciendo "ahora me cumples o me dejas como estaba"

jajajajajajjaa

saludos

Francisco dijo...

Ese Angelo Feliz año!
Las palabras son magicas mi buen, sabes que me gusta la gente que atiende de esa manera, no importandome el precio, asi me gusta ir a comprar pollo asado con un señor que atiende de poca madre, y los hijos que le ayudan igual, y no se ven actuados sino que se ve que les sale del corazón cuando te dicen "quiuvo primo como le va, que tal su día" y cuando me retiro "Dios los bendiga Primo" y la platica ni se diga, espontanea, chingona, honesta... Saludos

Malhechecito dijo...

Esas señoras rifan compa, siempre las señoras que son malhabladas caen a toda madre, y si uno es pedote y desmadrozo pos con mas razón, y que, ¿Ya no ha ido con su amor? Digo, los amores del pasado nunca se olvidan ja ja ja.
Un abrazo