jueves, mayo 06, 2010

CUANDO YO ME MUERA......

Cuando yo me muera, y deseo que no sea pronto, quiero morirme de cara a un cielo estrellado, quizás la muerte, en los últimos minutos que tarde la traslación de un plano a otro, me de la sabiduría que tantas noches de llanto he necesitado.



Cuando yo me muera, y deseo que no sea pronto, no me gustaría que toda mi vida pase como una película de cosas tistes , así como cuentan los que han regresado de un coma, no me gustaría, mi vida pasada ya la conozco y los errores que cometí ya los disculpe y entendí. Más bien quiero que por mis moribundos ojos solo pasen las imágenes de los días en que fui feliz: como cuando tuve mi primer perro, mi primer triunfo al ganar una pelea de niño, cuando vi caer por primera vez un rayo en el mar, mi primer beso, mi primer amor, mi primer rifle de postas, mi primer par de patines, y hasta porque no, mi primera decepción amorosa.



Cuando yo me muera, y deseo que no sea pronto, no me gustaría que mis amigos lloraran, yo casi nunca llore con ellos, mas bien mi estancia en esta vida y con este cuerpo, fue feliz y lleno de tantas cosas y tantos momentos de alegría, tantas vivencias juntos: caras tontas, trasnochadas sabias y discusiones que nunca nos llevaron a ningún lado, pero que fueron oportunas en su momento y también muy divertidas.



Cuando yo me muera, y deseo que no sea pronto, no me gustaría ver llorar a mi familia, yo he sido un pilar muy importante para ellos, quizás y el menor de los pilares, pero si uno muy importante, y ver llorar a mis padres y hermanos me mataría dos veces. Cuando fui un niño, fui un niño muy querido, mis hermanos me protegieron de todo mal, mi mamá me cantaba:”duerme mi niño, duerme, mira al mar que las olas vienen y traen regalos, duerme mi niño duerme” mientras me mecía en una hamaca y yo dormía y la miraba, y el sueño poco a poco llegaba a mi.



Cuando yo me muera, y deseo que no sea pronto, me gustaría hacerlo a lado de una mujer que yo haya hecho muy feliz, a lado de una mujer a quien amé, cuidé y respeté, a lado de una mujer que me amo, cuido y respeto, me gustaría que el lecho de mi muerte, estuviera rodeado de mis hijos, que con la frente en alto y sin asomo de tristeza digan: mi padre es el que esta tendido ahora, esta muerto, pero, el nos dio y nos amo hasta el ultimo día de su vida, vida que el vivió plenamente y por eso no lloramos.

Angello.

7 comentarios:

EL CUTY dijo...

El ultimo párrafo es el mejor... pero para eso diría yo que necesitaría casarse y tener un montón de chilpayates... pero... pero usted es alérgico al matrimonio ¿que no?

Después va usted a escribir algo así como esto que escribió pero aludiendo el matrimonio, y me atrevería yo a presagiar que usted empezaría así:

“Cuando yo me case, y deseo que no sea pronto, me gustaría hacerlo... bla... bla... bla...”

Saludos y un abrazote con piquete de culo pinche compadre; y si llega a caer en tal desgracia... me invita cabron.

Malhechecito dijo...

No asuste compadre, me enrede y entedi que se habia muerto su apa, tuve que releer varias veces, pues cuando me lleve la reata que la gente se ponga peda y hagan baile, el wey que llore le jalo las patas y le jalo las grenias, pero que no sea pronto.
Un abrazo

Micky dijo...

Que bonito! Sacado de tu ronco pecho?

La flaca dijo...

compadre y yo tambien quiero morir asi como usted!

Rumana, the LadyTiger dijo...

Buenísimo texto! =)
me gustó mucho.

misojoslloraronhastadoler dijo...

Que padre escrito Angello!!Ahora si que te sacaste un diez.SALUDOS!!!

la MaLquEridA dijo...

Si le dices a tu familia que quieres que hagan eso para cuando mueras, estarán avisados y lo harán seguro.

Así lo he estipulado yo, ya saben que quiero que hagan y ellos están de acuerdo.


Pero menos lágrimas esas si no las aguantaré.

saludos.