miércoles, enero 11, 2012

Uno de los propósitos de año nuevo que hice, es retomar mi afición por la cocina, así que el año pasado, al quedarme un saldo positivo en mi cuenta, lo invertí (mas bien me endeude) en adquirir una batería de cocina marca Royal Prestige así como esta:



Si, ya se que para que chingaoz compraba algo así, pero lo veo como una motivación personal, por lo menos le daré rienda suelta a mi pasión por la cocina. Y de paso, comeré mas sano.

Hoy hice de comer pollo a la cacerola, no,no,no, me quedo delicioso, le hubiera tomado una fotito, pero no tengo cámara, ese es otro propósito de año nuevo, conseguir una.

2 comentarios:

Rafa Ibarra dijo...

Te cambio una cámara digital por tu batería de cocina. :-)

Saludos.

Gerardo dijo...

nomás no vayas a salir como el cocinero del "Mundo de Beakman"
ese que hacía experimentos todo mugroso jajajaja

cocinar es chido, no es por nada pero mi fuerte son los sandwiches,
me quedan “con madre” como dirían por allá

saludos