miércoles, noviembre 16, 2011

Si te quedas todo el tiempo quieto, lo suficientemente quieto, solo respirando lo necesario, mientras observas la sombra de algo, no importa de que, solo de cualquier cosa de tu habitación, veras como se alarga con el paso de las horas, veras como se alarga y también veras esas motas de polvo que flotan a displicencia del viento. Flotan aquí y allá, sin un rumbo predeterminado, sin un orden fijo.

Y realmente son como miles de estrellas, miles de universos dispersos por toda tu habitación, o millones de moléculas.

No es necesario que salgas de tu habitación para darte cuenta que no estas solo.

4 comentarios:

La flaca dijo...

Compadre esa pelicula es la de "Horton y el Mundo de los Quien" esta chida ya la vi!

Gerardo dijo...

mi sobrinita tiene esa película y nunca se me había ocurrido echarle un vistazo, ahora con este texto tengo más curiosidad, deja la veo y regreso

Carlos Alfano dijo...

Hay Bey que profundo.,,,,

Paztor dijo...

Cortito y chidito mi estimado.