viernes, agosto 26, 2011

No era la primera vez que atentaban contra un casino acá en Monterrey, pero las veces anteriores no fueron tan contundentes como esta.

Todos sabemos que los casinos están rodeados por un halo siniestro y cobijados ilegalmente por funcionarios corruptos, lo único bueno que pueden dejar son las fuentes de trabajo que crean, pero caray, no entiendo como la gente sigue yendo a estos lugares.

A ver si ahora si se pone las pilas nuestro Gobernador inepto ahora que hasta el mismo Presidente vino a ver la magnitud la tragedia, y como dije una vez: que lastima que el Presidente solo valla a los estados a dar el pésame a los familiares de las personas caídas, lo mejor seria que fuera a inaugurar hospitales, escuelas, universidades. Chingao….

2 comentarios:

Gerardo dijo...

coincido contigo Ángello, necesitamos más educación y menos balas, más escuelas y menos iglesias, más lugares dónde los niños puedan jugar en sus bicis, patines o triciclos y menos narcotienditas, más infraestuctura social y menos campañas políticas

de mi parte yo no quiero que el enano borrachín me diga que hay que jalar parejo, que hay que apretarse el cinturón, yo quiero resultados y si no puede, a la verga, así de simple

como diría mi abuelo, nalgas que no cogen, a chingar a su madre

saludos y dísculpa mi léxico de alto pedorraje

MENSAJE EN LA BOTELLA dijo...

La maldad no triunfa por la misma maldad de los malvados, la maldad triunfa por la apatía y la indiferencia de los buenos.

En este mundo no hay victimas, simplemente meros voluntarios, la libertad es algo que se escoge ser, al parecer a los mexicanos ya se les olvido como ser libres, simplemente se han dedicado a hacernos mímica o hacer mimetismo barato de nosotros los estadounidenses y ahora todos vivimos en un mundo de libertinaje, un mundo echado a perder, si había algo que yo admiraba mucho de los mexicanos era su identidad propia, me contagiaba de ella fácilmente, me gustaba defenderla y abogar por ella, a veces no era la correcta pero era muy propia y original, era emocionante ver a los mexicanos ser mexicanos, sentirse mexicanos, ahora están mas americanizados que un gringo, pero puras malas mañas aprendieron, nada bueno... enciendes el televisor y no importa si el canal es estadounidense o mexicano, esta lleno de putas y cabrones que se hacen llamar actrices, actores, conductoras, conductores y dizque cantantes de pacotilla... y de Dios... se han olvidado de él... ni quien se acuerde... ni quien lo necesite. (He sabido de gente que hasta le mentó la madre a Dios y todo mundo se lo aplaudió... solo pregúntenle al Guffo... shame on you Guffo!)

Que en paz descansen los caídos en este acto de cobarde terrorismo.
Y como dicen mis amigos los musulmanes en casos tan tristes como este: “Allahu Akbar”... “Dios es Grande”... “Gloria a Dios”... “God is the Greatest”... “Praise the Lord”...

Saludos