martes, octubre 26, 2010

AH LOS AMIGOS........

Hace media hora, ya estaba listo para dormir, tuve mucho sueño todo el día, supongo que aun no me recuperaba del todo de la desvelada viendo televisión ayer. De pronto se me fue el sueño y empecé a dar vueltas en la cama, y por más que me acomodaba de un lado y del otro, no podía conciliarlo, me imagine que esto molestaría mucho a los ácaros que viven en mi colchón, así que me tente el corazón y me baje a la oficina para tratar de despejar un poco la mente con el internet, una cajetilla de cigarrillos y un buen café amargo y negro como me gusta.



En eso estaba cuando de improviso recordé las palabras de alguien que alguna vez me quiso mucho: --Ángello, decir la verdad cuando te forzan a decirla no es decirla--, en su momento no quise discutir mas el tema, en parte porque yo andaba borracho, en parte porque sé que eso nos llevaría a una discusión infructífera y desgastante, y en parte porque ella llevaba su auto y yo no traía dinero para regresarme en taxi, y el camino de regreso era muy largo.

Y ahora que se me fue el sueño, y que el pasado esta enterrado bajo varios sedimentos de resoluciones, comprensión, aceptación y una aparente amistad ocasional. Me doy cuenta de que la verdad siempre será lo mejor que uno pueda ofrecerle a alguien, pero no siempre es lo más conveniente.


Y no me refiero al tema de relaciones afectivas, de esto no tengo duda alguna que la verdad siempre será primordial, y aunque duela hay que decirla.


Más bien hablare de algo que me sucedió la semana pasada con un amigo que vino a visitarme. Era viernes, y ese día yo andado desde muy temprano trabajando, realmente tenía muchas cosas que hacer y varias vueltas que dar por la tarde, total que todo me salió mal y eso me decepciono mucho, la verdad si andaba muy molesto, pero como siempre me sucede, no pasa de que me encierre en el carro, miente la madre, cante muy fuerte y listo, asunto arreglado.


Pero como hacía mucho calor, y como necesitaba relajarme, pues mis instintos primarios de borracho le empezaron coquetear y a hacerle ojitos a mi sistema límbico (que dicho sea de paso, es bien facilote el guey). La tarde estaba estupenda para relajarme y echarme unas deliciosas tecates light, pero como no tenía mucho dinero como para empezar temprano, decidí posponerlo para más tarde; ya como a las siete de la noche pido unas tecates al depo, para esto mis asuntos laborales ya se habían pasado para el otro día e hize caso a el consejo que reza así: -- si no puedes cambiarlo, no te deprimas, destapa una cerveza y que te valga madre, ya mañana será otro día—


Ya más tarde, creo que eran las 11 de la noche o algo así, llega un amigo, venia con ganas de “buscar pelea” (echarse unas chevez), y bueno, lo recibo como se recibir a mis amigos: de abrazo de oso y de palmaditas en la espalda. Empezamos a libar del rico néctar de la otrora Cervecería Cuauhtémoc, ahora Heineken , y que me suelta la bomba: su esposa le es infiel.



Aquí debo aclarar que cometí la estupidez de no mostrarme sorprendido, debí de hacer mil aspavientos y comentarios machistas en contra de la pérfida mujer; en cambio mi actitud fue de lo más relajada, se dio cuenta que no había ninguna reacción en mi rostro, si acaso una ligera mueca cuando le daba una calada al cigarro y un trago a la cerveza.



--¿ya lo sabías verdad?--.



-- No—.



-- ¿entonces porque no te sorprendes como los demás a los que les he platicado?--.



-- La verdad porque no soy muy sorprendible, en todo caso te podría decir que soy más desilucionable, pero como la neta no tenía grandes expectativas con tu matrimonio, por eso ni me desilusiona—



-- No mames guey, ya lo sabías—



-- Pues no lo sabía, pero me lo imaginaba, dime cabron ¿Quién en su boda se pone hasta el culo de pedo y hasta cargado te tuvimos que llevar a tu casa?—



-- No mames pinche Mike, yo andaba bien contento y por eso me puse pedo--



-- Bueno cabron, entonces ve con tu esposa y convénsela de eso, haber si te entiende—



-- No guey eso ya valió madres, pero lo que más me caga es que tu ya lo sabías, y no me lo dijiste—



-- Ya te dije que yo no sabía nada, no me estés chingando—



-- No te hagas pendejo guey, me dijo xxxxxx que tu y el iban en su carro cuando vieron a mi vieja subiéndose al carro con otro cabron—



--Tienes razón, si vimos a tu esposa subiéndose a otro carro, pero no por eso voy a pensar que era su amante, tal vez era su primo, o su hermano, su psiquiatra, su consejero matrimonial o que diablos se yo—



--¿Qué carro era?—



-- Un Malibu Blanco 2010 poca madre, con rines deportivos, ah, y en el vidrio de atrás traía una calcomanía de los rayados—



-- Ya vez como si sabias ojete, ese carro es el que trae el guey que se anda chingando a mi vieja—



-- Pues ya te dije que no sabía que se la andaba chingando, yo solo vi que se subió al carro, y no vi que se la anduviera cogiendo—



-- No mames pinche Mike, ¿no te gustaría que si yo veo a tu vieja con otro guey te dijera?—



--Mira compadre, para empezar ni la conoces en el aspecto físico ni en el moral, y en todo caso que ella decidiera darle otro rumbo a su vida, eso, entre ella y yo ya esta más que aclarado—



--No te confíes pinche Mike, las viejas son bien cabronas, y si no las cuidas te salen con cualquier mamada—



-- Tu lo has dicho compadre, si no las cuidas, y sin afán de tirarte mierda, yo no veo que tu cuidaras mucho a la tuya, ¿dime, cuantas veces te fuiste de aquí bien pedote?, ¿Cuántas veces no te hablo al celular para decirte que ya te fueras para tu casa?, ¿Cuántas veces olvidaste su aniversario de bodas?, que yo sepa fueron dos, yo estuve contigo esas dos veces—



-- A la verga con ella, al cabo me ando cogiendo a otra más buena, pero lo que me das más coraje es que tu me hayas dicho nada y el xxxxxx si tuvo los huevos para decírmelo—



-- A como chingas con eso guey, además, si quisieras aclarar las cosas con tu mujer, y no andarte mortificando, en lugar de estar ahorita conmigo agarrando el pedo, deberías de estar con tu esposa y hablar, si se puede componer la cosa, pues que se componga, y si no, pues adiós—



--- NO, que se vaya a la verga esa puta—



--Bueno, entonces que se valla, pásame otra chela, y si quieres quedarte aquí, deja de estarme chingando ya con lo mismo--.





Chingao, ahora que empiezo a entender a las mujeres, resulta que ya no entiendo a los hombres.



Ni pex.



El mismísimo y bien comprensible, Ángello.

5 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Por eso mejor es no tener amigos y no tienes que andarte preocupando por ellos.

Ni que te tomen a mal el que no les digas lo que ellos ya saben.

Paztor dijo...

No se quién sea ese wey, pero me pareció de lo mas machista.

NN dijo...

la verdad es que solo el amigo es aquel que te dice tus verdades, no las que quieres escuchar..

elbibis dijo...

Evidentemente le valió madre y le tiene sin cuidado que la vieja le fuera infiel. La opinión de los demás es lo que cuenta para él.

Malhechecito dijo...

No entiendo porque la gente siempre anda buscando a quien culpar cuando ellos la cagan ja ja ja, ah que mi compa, asi pasa siempre.
Un saludo