jueves, junio 05, 2008

AHORA SI SE LO QUE VI.

Ayer, o sea cuatro de Junio, acompañe a dos buenas amigas a un lugar mas o menos como a 15 kilómetros de Villa de García, N.L., y en el trayecto, para hacer la platica mas amena, se me ocurrió platicarles el avistamiento del ave gigante que tuve hace como un mes mas o menos, ellas obviamente se cagaron de la risa, de antemano sabia que esa reacción iba a causar en ellas, pero como dije antes, lo hice para hacer mas ameno el camino.

Llegamos a ese lugar, antes de continuar, debo aclarar que al lugar al que íbamos, era un rancho de un señor muy buenísima onda, dicho rancho estaba enclavado en una meseta de un pequeño cerro, y bueno, como eso de las 10 de la noche, el señor nos ofrece un café, muy rico por cierto, y cobijados por un cielo cuajado de estrellas, y con el olor de la albahaca en flor, nos pusimos a platicar de todo un poco, mientras mas platicaba con el, mas sentía que la amistad entre el señor y yo se hacia mas grande, y entre café y café, me di cuenta que no estaba platicando con cualquiera, no, el señor sabia mucho de campo, tenia mucha cultura y no andaba inventando cualquier cosa(llego un momento en que solo el y yo estábamos hablando, mis amigas estaban tan absortas en la platica que ni opinaban).

Pero bueno, el punto de este choro, es que me arme de valor, y a reserva de parecer un verdadero pendejazo, le pregunte: ¿disculpe don X (ahora si me reservo el nombre por respeto), usted ha visto aves gigantes por estos rumbos?, su contestación fue inmediata, tacita y verdadera: SI mijo, si las he visto, y no nada mas yo, aquí mucha gente habla de eso, es muy común entre los pastores avistar ese tipo de animales, y me pregunto el porque de mi pregunta, le platique lo que yo había visto, así con pelos y señas, me dijo que se le hacia raro que “esos animales” anduvieran por la ciudad, me platico de cinco casos que el sabia, contados por amigos que tenia muchísimos años de conocer y que por mentirosos no los conocía, me platico de esos animales que llegan a medir casi 2 metros de alto estando parados sobres sus dos patas.

Yo la verdad le creí, sinceramente pienso que soy una persona que sabe reconocer cuando le están mintiendo, y créanme finos lectores. Ese señor no me estaba mintiendo nadita, digo, no tenia porque darme coba y seguirme la corriente, como les dije antes, el señor tiene mucha cultura como para “cotorrear” a alguien.

Quedamos de volver a ir a su propiedad aya en Villa de García, y pasarnos toda una tarde observando a la montaña, donde me dijo que ahí hacen sus nidos.

El mismísimo y sacado de onda Ángello.

4 comentarios:

TU MADRE dijo...

Loco...te voy a mandar a mi vecina para que con sus nalgas haga que esas aves lleguen cual ave a su setrero jajjajjaj. Muy buena vida compadre...y no he escrito por falta de tiempo compa pero estamos pendiente.

La flaca dijo...

yo quiero ir caompadre!!

La flaca dijo...

caompadre quiere decir compadre en sanscrito, bola de incultos! jajajajajaja

paztor dijo...

No me digas, y estaban pisteando?, jeje.